Cristina Pérez.

Mi foto
Más que pájaros, tengo un campo de minas en la cabeza.

domingo, 2 de marzo de 2014

Hazme el puto favor de leer lo que no te digo y te escribo.

Aquellos que afirman que el amor es una mierda
no han visto la cara que pones al correrte.
Ni la risa de después de hacerlo.


Tengo la buena educación de quien sufre en silencio.
De aquel que vive con el permiso absurdo de hacerse reír
siempre por encima del hombro.
Sin embargo, estoy desierta de árboles para todo lo que soy capaz
de llorar,
y hace tiempo que te enamoré en primera persona
-y no tiemblo al conjugarte en voz clara-
de mi vértigo a equivocarme y a tachar
y a equivocarme y a tachar
y a equivocarme y a.

Pero todavía tengo días en los que echas la vista atrás
para reconocer mis errores del futuro.

Cuando entendí eso de que no ser capaz de ver
cuándo es el momento de despedirse de alguien
es tan triste como hacerlo antes de tiempo,
rompí los relojes y vacié todos los de arena.
Cogí el teléfono y marqué las seis letras de tu nombre.
Me escuché respirar y pensé:
"sigues aquí, mira cómo saltas".
Después me quedé dormida esperando
-esta vez sin la mirada lasciva del tiempo-
a que vinieras y me quitaras los zapatos.
Y soñé
-como quien ve una película basada en años llenos de daños reales-
que si algún día quisieras saber el porqué de las puñaladas,
te respondería que donde en otros sólo veo cuerpos quitando un pijama,
contigo me vivo de ganas, además, de que me lo pongas.

No te espero, así que no vuelvas porque te estoy esperando.
Llevo tanta ironía en el pecho que ojalá explote y te salpique de lleno en la cara,
como las mejores verdades.
Como que me quieres, por supuesto.
Nuestro abrazo ahí sigue, en el tiempo.
Y yo he dejado de contar.
Que no se te ocurra a ti hacer lo mismo conmigo.

Mírame; voy sin armas,
pero cargada hasta la lengua de balas de fogueo.
Esperando ansiosa el momento de que vuelvas a comerme la boca
como si fuésemos Troya
y nos viésemos arder.



5 comentarios:

Eme dijo...

Ojalá alguien me escriba alguna vez tan bonito como tú le escribes.

Anónimo dijo...

Todo lo que escribes enamoras. Cada palabra es amor.

bé. dijo...

Escribes eso que apetece leer cuando no apetece nada.
Increíble

pormitripa dijo...

Buf. Flipante.

Little Lost Penny dijo...

Eres grande, desde el primer poema y probáblemente hasta el último (que esperemos que no llegue nunca)
A la gente que escribe como tú sólo se le pueden dar las gracias.