Cristina Pérez.

Mi foto
Más que pájaros, tengo un campo de minas en la cabeza.

domingo, 23 de febrero de 2014

Qué fue antes, ¿matar por alguien o amanecer muerta?

Perdóname si ves que todo este amor
me queda grande.
Ahí tienes el ticket;
por mí, puedes quemarlo.


Mírame, soy mi peor pesadilla y aún así tú sigues soñando conmigo.
¿Has visto? Voy con las manos manchadas de sangre desde el primer momento que nos las cogimos, la boca seca de ganas y el corazón taconeando en la punta de la lengua.
También tengo los días del año que haces Navidad entre mis piernas,
verano en mi cuello,
y feliz a mí.

Aquí está todo, guardado en mi caja torácica y sin llaves;
ya lo sabes, puedes irte cuando hieras
-únicamente-
si después vas a volver.

Hablando de vueltas, una vez nos la dimos para desentendernos del mundo.
Nos equivocamos, ¿te acuerdas?

Yo lo hice de piel hacia dentro y tú de huesos hacia fuera.
Me miraste de espaldas y te quedaste parado, confuso.
Se acercaba un segundo asalto, el golpe final que nunca finaliza.
Y tú lo estabas esperando.
Sabías de memoria lo que iba a hacer
y aún así estabas expectante por verme una vez más apretar el gatillo.

Siempre me ha gustado hacerte sangrar para seguir siendo yo la que cierre la herida.
Aunque sea abriendo otra.




No disparé.
Pero ese día tú sangraste más que nunca.




3 comentarios:

Little Lost Penny dijo...

No sé cómo lo haces.
Increíble como siempre :)

María SF-D dijo...

Imagínate que de valiente no me queda nada cada vez que me apunto al alma con tus palabras deseando que dispares a matar. No se me ocurre mejor manera de sentirme viva.

B_vilap dijo...

Bonito lo que escribes, tan bonito. Por algo te he nominado a los premios Liebster Awars. Pásate por mi blog si quieres enterarte de lo que va. Besetes<3