Cristina Pérez.

Mi foto
Más que pájaros, tengo un campo de minas en la cabeza.

lunes, 14 de enero de 2013

"En las pieles de otros, en la boca de todos".

Algo así como que las letras que acarician su nombre
son las mismas que me acarician a mí,
sin tener yo tacto, ni sentido.
Que ojalá ser luna para mirarla desnudarse cuando llega la noche
y su piel blanca se refleja en el espejo del cuarto,
mientras ella se peina las heridas del pecho,
para que no le molesten al dormir.
Nunca una vida había llevado dentro tanta muerte,
como la mía cuando me quedé conmigo.

Y sin ella.

Y yo, sueño.
Como si por cerrar más fuerte los ojos,
y apretar la nariz,
al abrirlos fuera a volver a aparecer aquí, con su media sonrisa,
jugando con mi pelo y tocándome el alma por debajo de la falda.
Y es que está hecha de primavera y lleva dentro más de quince inviernos,
pero sonríe,
y juega con su vestido de flores azules,
como si no importara el verbo estar,
porque ella es el verbo ser.

Y es libre. 

Y dibujo su cuerpo en cada canción que suena,
reteniéndola en mis pupilas,
ahuyentando al frío del olvido de sus ojos.
Encendiendo llamas para resumirme a cenizas.
Y no puedo evitar reír cuando la recuerdo saltando en los charcos
para mojarse los tobillos,
y las rodillas,
que están llenas de cicatrices de tantas caídas,
y de tan pocos aciertos,
después de muchos, demasiados disparos.





Y ninguna bala.



5 comentarios:

Antía Filgueira Iglesias dijo...

Increíble de principio a fin, no podría decir más.
'Está hecha de primavera y lleva por dentro más de quince inviernos'
Ya vendrá el verano a calentar sus mejillas y mover su pelo con la brisa.
Y bueno, nuestro gran Quique para rematar. Encantada de leerte entre canciones y cicatrices (:

Anónimo dijo...

Es la primera vez que paso por este blog y he quedado maravillada, de verdad!
Seré frecuente por aquí, he encontrado un buen lugar donde pasar un buen rato disfrutando de tus escritos! Besos desde Cantabria!!! :)

Srta. Rock-n Roll. dijo...

Gracias, estás en tu casa. :)

Nerea dijo...

Llevar inviernos dentro no puede ser malo.

Me quedo.

Increíble.

Srta. Rock-n Roll. dijo...

Creíble.

Ponte cómoda. :)