Cristina Pérez.

Mi foto
Más que pájaros, tengo un campo de minas en la cabeza.

martes, 5 de noviembre de 2013

Declaración de amor ajeno.

Te quiero como nunca he olvidado a nadie.


Podría tontear con cientos, bailar con diecinueve, dejarme besar por cinco, comerle la ¿qué? a tres, sonreírle a treinta y dos, reírme con ocho y ni eso, dormir con ninguno, despertarme con cuatro y sin dramas, hablarle de mí a catorce, tomar café con uno, dejar que me entiendan nueve, cantar con seis y sin voz, descalzarme con quince, echarle la culpa a veinte, vomitarle mis penas a doce, salir corriendo con diez, hablar de amor con trece, hacérselo a once, dejar que me lo hagan dos, volverme loca con treinta, tirar de la cuerda con dieciocho, ahorcarme con cuarenta y dos, salir a cenar con alguno, ir al cine con cualquiera, enseñarle canciones a varios, llorar conmigo, sentirme sola con todos, echar de menos a nadie, disimular como siempre, callar como nunca, gemir por quien ya no. 



Hay miles de cosas que podría hacer con ganas

y sin nosotros,
pero seguiría llegando a casa pensando que
ojalá
fueras tú quien viniera a abrazarme
a sabiendas de que sólo
te dejaría hacerlo a ti.





2 comentarios:

Ana dijo...

Podría leer a cualquiera pero sin embargo solo disfruto contigo

Cristina Pérez dijo...

Hala. Eso suena mucho mejor de lo que me merezco.
Muchas gracias, qué bonita.